Teorema de incompletitud de Gödel


Kurt F. Gödel, en «Sobre las proposiciones formalmente indecidibles de los Principia Mathematica y sistemas afines» [paráfrasis]:

«Existen argumentos lógicos imposibles de ser deducidos verdaderos o falsos; entre ellos, la coherencia de dichos razonamientos.»

La existencia verdadera o falsa de algo (por ejemplo, las piedras; al contrario, las hadas), no implica que la misma sea demostrable así, ni que deba o no tenerse fe en cualquiera de estas posibilidades.

·

La creatividad surge de hallar –pensando diferente del resto– ideas absurdas, para así nuevamente pensarlas y darles coherencia.

Ahí la importancia de la Lógica: porque sólo con ella es posible tanto hallar los absurdos como obtener la coherencia.

·

miércoles, 6 de agosto de 2014

TONATIUH

  Piedra del Sol, con Tonatiuh al centro.
Ciudad de México.
 
 
Sol de movimiento,
Sol de mis ancestros,
dios que te preceden
cuatro viejas eras.
Desde Teotihuacan,
Nanahuatzin fueras;
siempre guía bendita
para un gran imperio.
Fuesen otros soles
hechos de elementos:

Tláloc que inundaba
diluviando en tierras,
vientos que alteraba
Quetzalcóatl Ehécatl,
¡gran Huitzilopochtli
diera guerra y fuego!,
viese el hombre tierra
por Tezcatlipoca.

Sin embargo sienta
tu pueblo mexica
el fiel sacrificio
cuando se te invoca:
tú sufriste llagas
mas nunca se olvida
cuando ante las llamas
ya tu cuerpo arrojas
bravo y como ejemplo
de honra y valentía.

2 de Agosto de 2014
 
[Esta entrada participa en la XI Edición del Carnaval de Humanidades alojado por @ScientiaJMLN en el blog SCIENTIA]
 
Nota: Como se explica en el poema, Tonatiuh era el dios mexica del Sol. Tonatiuh significa «Sol de movimiento» y surge de la «Leyenda de los cinco soles» desarrollada para expresar en conjunto tanto el origen de la antigua ciudad abandonada de Teotihuacan Ciudad de los dioses») como del Cosmos mismo.

En la imagen, Tonatiuh es el rostro al interior del círculo. De los cuatro cuadros alrededor de Tonatiuh, en la esquina superior izquierda está simbolizado el dios Tezcatlipoca. Siguiendo el sentido de las manecillas del reloj, están el dios Ehécatl, el dios Huitzilopochtli y el dios Tláloc. Cabe mencionar que en la cosmogonía mexica algunos dioses solían tener más de una representación: Ehécatl era asimismo Quetzácoatl, es decir, era Ehécatl en su forma de «Serpiente emplumada», Quetzalcóatl en náhuatl. Es algo semejante a lo que ocurre con la Trinidad cristiana: el mismo dios con la forma de Padre, o de Hijo, o de Espíritu Santo. Por ello no es de extrañarse que Tláloc también esté representando a su esposa Chalchiutlicue, o que la era del dios Huitzilopochtli fuese representada con su madre, Chalchitlicue, otra de las formas de la diosa Coyolxauhqui, la diosa de la muerte. Igualmente Tezcatlipoca representa a Ocelotonatiuh, «Sol ocelote (jaguar)».
 
El resto de los símbolos en la imagen son referencias calendáricas: los nombres de los días del año, la cuenta de los mismos, y adornos religiosos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario